jueves, 11 de marzo de 2010

En este momento, un mensaje...

Despues de un inmenso sufrimiento tengo una gran companía. No es mi papá ni mi mamá, es la menlancolía.
Melancolía que me hace recordar o viajar a aquellos tiempos en que era felíz sin saber que, despues de su ida, el papel tapíz no iba a ser rosa como yo siempre lo veía.


!Cómo duele sonreir! Es que... No quiero contagiar esta mierda ni ver esta triste cosa a la que llaman realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario